F R A G M E N T O S D E U N D I A R I O D I S C O N T I N U O




"Y como yo no cuento una historia, sino simplemente desgrano imagenes, no podran reprocharme que solo propongo fragmentos, queda entendido que lo que se expresa no es de propiedad privada afortunadamente, que no son originales ni siquiera los puntos suspensivos y menos aun las admiraciones..."



1.12.11

LIBRO DE LOS ITINERARIOS...




Al llegar a la terminal busque desesperadamente mi telefono, se me habia quitado el sueño, se me habia quitado el hambre, se me habia quitado todo, estuve marcando ese numero que no me se unas 5 veces hasta antes de que me contestaras, estabas ahi, me esperabas, habias estado llamandome tambien, _¿donde estas?- en medio- dijiste, estoy en medio de todo- y era verdad estabas en medio de todo, en medio de mi cuerpo, de mis ganas, de mi corazon...bien adentro...segui hablando contigo por nerviosismo _¿pero que ves? es que no se donde esta el centro de todo esto_.


El hablaba pero ya no era necesario, miraba letreros,  y yo a lo lejos, solo lo veia a el, me gusto, me gusto su forma de caminar hacia mi, completamente decidido, su figura espigada, su sonrisa complice de una travesura que habiamos comenzado  dias atras, me di cuenta de que habia dejado de hablar, lo vi guardar el movil en el bolsillo izquierdo de su abrigo, en cambio yo tarde en reaccionar, no se cuantos segundos me tomo dejar el telefono y percatarme de que lo tenia ahi, a unos cuantos pasos de mi, nunca termine de hacerlo, fue el quien me abrazo, quien miro mi labios, son esos segundos los que uno desea que nunca terminen, los encuentros de años, de dias o segundos, que son metaforas de lustros, decadas y milenios, fue ahi, cuando encontre tu mirada escudriñandome toda, ¿que buscabas? quizas querias ver si era yo la de las fotografias, la que hablaba por telefono contigo, la que habias soñado una que otra noche, yo tambien te observe pero no para encontrar señales de certeza, te observe porque me gusto mirarte, porque me gusto la armonia de tus ojos pequeños con tu sonrisa disimulada, porque me gusto reconocer tu estrategia apretada con una corbata, perfectamente alineada con tu traje de aldo conti.


Llegue hasta ti a menos 3 grados. tenia frió, te tome del brazo con cualquier pretexto y me deje llevar, recuerdo que te pedí que me raptaras, así.. así como lo hiciste partiendo ciudad de México en dos y llevándome de paseo justo por el centro, tu observabas miradas, cuerpos, sonrisas, ¿me mirabas a mi? tu escuchabas, ibas preparando para tus hojas los detalles de un amor fugaz... de la pasión de un día, yo no podría, no podría hablarte ni de la gente, ni de las estaciones de metro, y tampoco de ninguna mirada, la búsqueda de todos los días se detuvo breves instantes en ti, no quería ver nada mas, no quería escuchar nada mas, son cuestiones de entrega que quizás por genero o simplemente porque tu eres tu y yo soy yo, nunca podrás entender, una entrega que consiste en habitar otro cuerpo, mirar con otros ojos, y sentir.... vivir sintiendo.


Si te puedo hablar de tus pasos, pausados, aunque no recuerdo ni el color de tu zapatos, también puedo hablarte de lo mucho que me enamoro tu forma de expresarte, parecías un principito salido de los libros de la biblioteca, sentí celos de lo felices que hacías a todos los demás con tus palabras amablemente pulidas, con tu sonrisa exquisitamente ensayada, tu mente trabajando a toda prisa, me costo toda la noche comprender lo que querías,


Cuando volvía  encontrarte buscando un libro, planeando regalos. cuando te acercaste a mi y susurraste imperceptiblemente _quiero hacerte el amor_ sentí lo que debe sentir la selva cuando la recorren oleadas de pequeñas hormigas, sentí lo que debe sentir un buñuelo al entrar en contacto con el aceite, sentí lo que debe sentir un ave recorriendo el cielo mientras su sombra va profanando el mar, sentí lo que deben sentir los conductos volcánicos cuando explotan, sentí espamos de lava recorriendo cada poro de mi piel, sentí que me desbordaba... que la ciudad mas grande del mundo no contenía el tsunami de deseo que acontecía dentro de mi....


Tu querías jugar, yo no podía pensar, un ser tan impulsivo y apasionado como yo, te habría besado toda la acera hasta llegar a la habitación donde culminaría el amor, en un elevador, detrás de la puerta, en el espejo, en el piso, tu querías jugar, yo quería sentir tu cuerpo junto al mio por primera vez, quería saber a que te sabia mi piel, quería reconocer el sabor de tu besos, necesitaba que el piso se dejara de mover,  que dejara de nevar fuego, te necesitaba a ti.. conmigo, colmandome, subiendo por las cimas de mi cuerpo, conquistando mi vientre, reclamándome tuya.


Seria absurdo buscar palabras para describirlo, para hacerte comprender, como fue que mi cuerpo te recibio  cuando cruzamos la puerta de aquella habitación, el contacto fuerte que me hizo sentir cada centimetro de tu cuerpo aprisionando al mio en la penumbra, casi a ciegas, adivinando el color de tus ojos, la magnitud de tu sonrisa, se habían ido otros sentidos para darle paso solo a mis manos sintiendo la textura de tu piel, y me recree en ti, como haciendo un mapa de un terreno inexplorado, haciendo anotaciones mentales de mis descubrimientos, si te beso el cuello, se te eriza la espalda, si te hablo el oído, tu ya no dices nada, luego lo demás es subjetivo, porque cuando yo me decido a sentir, condenso el mundo, todo el mundo, con su ruido, olores, con su tiempo y los colores, en el centro de mi cuerpo, justo en el centro, y miro, y escucho, y huelo, y siento...y siento... y siento... y sigo sintiendo....


Hubiese preferido menos confesiones, hubiese preferido que no me preguntaras -¿que esperas?- hubiese preferido que nos quedáramos en el anonimato, sin pasado, ni futuro, hubiese preferido seguir mirando caer los segundos del presente sobre tu vientre desnudo... porque al final... después de todo tu y yo lo sabemos...


SIEMPRE ACABAMOS LLEGANDO A DONDE NOS ESPERAN....


3 comentarios:

  1. Puede haber un pasado olvidado y un futuro sin demasidas esperanzas, pero lo que si existe siempre, es un presente y ese está muy claro en tu "libro de itinerarios".

    Preciosa entrada. ¡Enhorabuena!.

    Un cariñoso abrazo, mi querida amiga.

    ResponderEliminar
  2. Que hermoso , me ha emocionado y no soy de facil corazón. Un beso Guapa.

    ResponderEliminar
  3. Inebitable no sentir el cosquilleo en el estomago al leer tus letras... Me encanto....

    ResponderEliminar